tel (604)448.24.43

Anorexia Atípica

¿Qué es la Anorexia Atípica?

Solemos asociar la anorexia con la delgadez extrema. Al ser su síntoma más llamativo o sobresaliente, damos por hecho que es la base de este trastorno. Sin embargo, no siempre está presente. Existe un porcentaje de personas que sufren esta condición, pero que presentan un peso considerado normal o incluso por encima de lo esperado. Es lo que ocurre en la denominada anorexia nerviosa atípica.

 

Esta enfermedad no constituye un caso anecdótico, sino que se está viendo cada vez con mayor frecuencia. De hecho, se estima que cerca del 40 % de quienes reciben atención por un trastorno alimentario padecen anorexia nerviosa atípica

Síntomas de la Anorexia Atípica:

 
  • Miedo intenso y obsesivo a ganar peso o a estar gordo.
  • Comportamiento persistente que impide el aumento de peso, como dietas estrictas, ejercicio excesivo o ayunos.
  • Alteración o trastorno en la forma en que la persona experimenta el peso y la forma del cuerpo.
  • El peso tiene una influencia excesiva e indebida en la autoevaluación que el paciente hace de sí mismo y en su autoestima. 
  • No se reconoce que existe un problema o un trastorno que requiere de ayuda.

Principal diferencia de la Anorexia Atípica:

Como decíamos, la principal diferencia con la anorexia nerviosa, tal y como la conocemos, es el hecho de que la persona no está en infra peso. De hecho, puede tener un peso normal o por encima de lo esperado; por tanto, desde el exterior la persona no se ve enferma, afectada ni demacrada. Sin embargo, lo cierto es que su organismo está sometido a un gran estrés, y que sus percepciones y pensamientos están alterados.

    Principales Riesgos y Consecuencias:

    • Experimentan pérdidas de peso bruscas y dramáticas, debido al estrés al que someten a su cuerpo a base de restringir la ingesta energética o hacer ejercicio excesivo.
    • Se encuentren médicamente inestables, sus signos vitales son peligrosamente bajos, tal y como ocurre en los casos típicos de anorexia nerviosa. 
    • Puede aparecer bradicardia, inestabilidad ortostática y otras consecuencias fruto de la desnutrición.
    • Retraso en el crecimiento, los problemas de densidad ósea y el riesgo de infertilidad.

      Estas dificultades aumentan cuando la persona que lo sufre se encuentra en la adolescencia. Y es que este es un momento crítico en el que si se interrumpe el crecimiento o se afecta a la salud ósea, las consecuencias pueden ser irreversibles y permanecer a largo plazo. Además, la ausencia de la menstruación que se produce por la restricción alimentaria y la pérdida drástica de peso pueden comprometer la fertilidad a futuro.

      ¿Y a nivel Psicológico y Emocional?

      Más allá de esto, a nivel psicológico y emocional, los problemas también son serios y similares a los que ocurren en la anorexia nerviosa típica. Los pacientes con anorexia nerviosa atípica muestran baja autoestima, una preocupación muy intensa por la alimentación y la imagen corporal y comorbilidades psiquiátricas, como la ansiedad, la depresión o la ideación suicida.

      IPS CIGE